Justiniano I

Justiniano I

Historia >> Biografias >> Edad media para niños

  • Ocupación: Emperador de Bizancio
  • Nació: 482 en Macedonia
  • Fallecido: 565 en Constantinopla
  • Reinado: 527 - 565
  • Mejor conocido por: La Edad de Oro de Bizancio y el Código de Derecho de Justiniano
Biografía:

Vida temprana

A diferencia de la mayoría de los grandes gobernantes de la Edad Media, Justiniano no nació en una familia real. Nació de una campesina llamada Vigilantia en la ciudad macedonia de Tauresium.

Afortunadamente para Justiniano, su tío Justino era una estrella en ascenso en la guardia imperial del emperador. Justino adoptó a Justiniano y lo hizo mudarse a Constantinopla, la capital de la imperio Bizantino . Allí Justiniano recibió una buena educación aprendiendo a leer y escribir, así como derecho e historia.

El tío de Justiniano era un hombre ambicioso. Se acercó mucho al emperador y reunió a muchos aliados fuertes. Cuando el emperador murió sin heredero en 518, Justino tomó el puesto de emperador. Justiniano pronto se convirtió en uno de los principales consejeros y generales de su tío Justin.



Casarse con Theodora

En 525, Justiniano se casó con Teodora. Aunque a Theodora se la consideraba por debajo de su clase, a Justiniano no le importaba. Amaba a Theodora y quería casarse con ella. Theodora era muy inteligente y resultó ser uno de los consejeros y partidarios más cercanos de Justiniano.

Convertirse en emperador

Cuando Justino murió en 527, Justiniano se convirtió en el nuevo emperador. Era un emperador trabajador que era conocido por rodearse de gente talentosa.

Expandiendo el Imperio

El Imperio de Bizancio también se conocía como el Imperio Romano de Oriente. El sueño de Justiniano era restaurar el Imperio Romano a su antigua gloria. Envió sus ejércitos comandados por sus dos poderosos generales, Belizarius y Narses. Recuperaron con éxito gran parte de la tierra perdida por el colapso del Imperio Romano Occidental, incluidas Italia y la ciudad de Roma.

Código Justiniano

Justiniano también quería preservar las leyes de Roma . Tenía todas las leyes escritas en un solo lugar. Luego agregó nuevas leyes para asegurarse de que todos estuvieran protegidos por las leyes. Este conjunto de leyes se denominó Código de Justiniano. Estaba tan bien escrito que se convirtió en la base de las leyes de muchos países del mundo.

Construcción, religión y artes

Justiniano tenía pasión por las artes y la religión. Bajo su reinado florecieron artes como la poesía y la literatura. Tenía una fuerte creencia en el cristianismo y escribió leyes para proteger a la iglesia y reprimir el paganismo. También fue un prolífico constructor. Hizo construir iglesias, presas, puentes y fortificaciones en todo el imperio.

Estos tres elementos de la pasión de Justiniano se unieron cuando reconstruyó Hagia Sophia. Esta magnífica catedral sigue siendo uno de los edificios más famosos y bellos del mundo en la actualidad.

Disturbios de carreras de carros

A pesar de todos sus logros, muchas personas en Constantinopla no estaban contentas con el gobierno de Justiniano. Había impuesto altos impuestos a su pueblo para pagar sus ejércitos y proyectos de construcción. En 532, todo esto llegó a un punto crítico en una carrera de carros.

En la carrera de carros, los dos equipos rivales, el verde y el azul, se unieron en su aversión por Justiniano. Comenzaron a amotinarse. Pronto estaban atacando el palacio del emperador y quemando gran parte de la ciudad de Constantinopla. Justiniano consideró la posibilidad de huir, pero ante la insistencia de esta esposa, Teodora, se defendió. Alrededor de 30.000 alborotadores fueron ejecutados para poner fin a los disturbios.

Muerte

Justiniano murió en 565 después de gobernar durante casi 40 años. No dejó hijos, por lo que su sobrino Justino II se convirtió en emperador.

Datos interesantes sobre Justiniano I
  • Introdujo nuevas leyes que protegían tanto a los esclavos como a las mujeres.
  • Hubo una plaga horrible en Constantinopla durante la década de 540. Justiniano se enfermó, pero logró recuperarse.
  • Fue el último emperador romano en hablar latín.
  • Debido a su arduo trabajo, a veces lo llamaban el 'emperador que nunca duerme'.