Charlas junto a la chimenea

Charlas junto a la chimenea

¿Qué fueron los Fireside Chats?

Cuándo Franklin D. Roosevelt se convirtió en presidente, quería una forma de comunicar sus ideas directamente al pueblo estadounidense. Hizo esto a través de una serie de discursos de radio llamados charlas junto a la chimenea. Abordaría los problemas y explicaría lo que estaba sucediendo en el país. Usó estos discursos para alentar al pueblo estadounidense en tiempos de problemas.


Charla junto a la chimenea de Franklin Delano Roosevelt
por Desconocido ¿De dónde proviene el nombre?

Por el nombre de estos discursos, al principio podría pensar que el presidente Roosevelt estaba sentado junto a una acogedora chimenea contando historias, pero en realidad estaba sentado en su escritorio hablando por un micrófono. El nombre 'charlas junto a la chimenea' vino de un reportero llamado Harry Butcher. Primero llamó a los discursos charlas junto a la chimenea porque 1) muchos estadounidenses escucharon los discursos en su sala de estar cerca de las chimeneas y 2) el presidente Roosevelt habló de manera informal como si estuviera charlando con un amigo en lugar de dar un discurso.

¿De qué trataban las charlas?



Las charlas versaron sobre temas de actualidad del día. Cuando el presidente Roosevelt asumió el cargo por primera vez, el país se encontraba en una crisis económica llamada Gran depresion . Habló de temas como su programa New Deal, las condiciones de sequía y el desempleo. Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, habló sobre la guerra y lo que la gente de Estados Unidos podía hacer para ayudar.

¿Fueron populares los chats?

Sí, las charlas junto a la chimenea fueron muy populares. La radio fue una de las principales fuentes de noticias e información del día. La familia a menudo se reunía alrededor de la radio y escuchaba diferentes programas de radio. Las charlas junto al fuego fueron uno de los eventos de radio más escuchados de la época.

El primer chat junto a la chimenea

La primera charla junto a la chimenea se llevó a cabo el 12 de marzo de 1933. Esto fue solo unos días después de que el presidente Roosevelt comenzara su primer mandato. Habló de una crisis bancaria que estaba ocurriendo en ese momento. Explicó cómo funcionan los bancos y qué anda mal. También explicó lo que estaba haciendo el gobierno para solucionar el problema. Luego le pidió al pueblo estadounidense que no entrara en pánico.

La gran Depresión

Muchas de las primeras charlas fogoneras tenían que ver con la economía y la Gran Depresión. El presidente habló sobre el desempleo, el New Deal, la sequía en el Medio Oeste, la moneda estadounidense y más. Trató de explicárselo a la gente para que entendieran lo que estaba pasando en todo el país y lo que estaba haciendo el gobierno para intentar mejorar las cosas.

Segunda Guerra Mundial

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, las charlas junto a la chimenea se centraron en el tema de la guerra. El 9 de diciembre de 1941, el presidente le dijo al pueblo estadounidense que el país se estaba uniendo a los Aliados e iba a la guerra contra Alemania y Japón. Más tarde, delinearía el progreso de la guerra. Pidió a las familias que escucharan las charlas con un mapa del mundo en la habitación para que pudieran ubicar dónde estaban combatiendo las tropas estadounidenses. Pidió al pueblo estadounidense que trabajara duro para construir aviones, armas, tanques y barcos para ayudar a ganar la guerra.

Datos interesantes sobre las charlas junto a la chimenea
  • Muchas de las charlas comenzaron con la frase 'Buenas noches, amigos'.
  • El presidente Roosevelt dio un total de 30 charlas junto a la chimenea.
  • Roosevelt comparó la Segunda Guerra Mundial con la Revolución Americana.
  • Alrededor del 90 por ciento de los hogares estadounidenses poseían una radio durante la presidencia de Roosevelt.
  • 'The Star-Spangled Banner' sonaba al final de cada discurso.