Audición y oído

Audición y oído

Escuchar es cómo percibimos el sonido. Es la forma en que nuestros oídos toman las ondas sonoras y las convierten en algo que nuestro cerebro pueda comprender.

Hay tres partes principales del oído que nos ayudan a escuchar:

  1. El oído externo - El oído externo tiene tres secciones:
    • El pabellón auricular o pabellón auricular: es la parte de la oreja que se encuentra en la parte exterior de la cabeza. La parte a la que normalmente nos referimos cuando decimos oído. Ayuda a reunir sonidos y vibraciones para que podamos escuchar más sonidos.
    • El canal auditivo: este es un tubo que ayuda a que el sonido viaje más adentro de nuestro oído y pase a la siguiente etapa de audición
    • El tímpano: el tímpano es una lámina delgada que vibra cuando el sonido lo golpea. Su tímpano es muy sensible y frágil. Nunca es una buena idea poner nada en su oído, incluso algo que parece seguro y suave puede dañar su tímpano.
  2. El oído medio - El oído medio está lleno principalmente de aire y tiene tres huesos. ¡Así es, tu oído tiene pequeños huesos llamados huesecillos que te ayudan a oír! Se llaman martillo (martillo), yunque (yunque) y estribo (estribo). Amplifican el sonido o lo hacen más fuerte. El oído medio ayuda a transferir los sonidos del aire al líquido dentro de la siguiente etapa, o el oído interno. El estribo es el hueso más pequeño del cuerpo.
  3. El oído interno - El oído interno está lleno de líquido y tiene el órgano auditivo llamado cóclea. Este órgano ayuda a tomar las vibraciones y traducirlas en señales eléctricas para que el nervio las envíe al cerebro. En realidad, utiliza pequeños pelos que vibran con las ondas sonoras del fluido. Entonces lo 'escuchas'. ¡Increíble! El oído interno también tiene tubos llenos de líquido que ayudan con su equilibrio.
¿Por qué dos orejas?

Tener dos oídos le ayuda a determinar la dirección del sonido. Su cerebro es lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que si el sonido llega a un oído justo antes que al otro y es un poco más fuerte, entonces esa es la dirección de donde proviene el sonido. Tener una oreja a cada lado de la cabeza también nos ayuda a oír mejor.

La frecuencia del sonido

Podemos escuchar el sonido dentro de un cierto rango de frecuencia de alrededor de 20 Hz en el extremo inferior y 20 000 Hz en el extremo superior. Algunos animales tienen diferentes rangos. Los delfines, por ejemplo, no pueden oír sonidos tan bajos como nosotros, pero pueden oír sonidos agudos de más de 100.000 Hz. Los perros y gatos pueden escuchar sonidos de tonos mucho más altos que nosotros.



¿Por qué me mareo?

El cerebro recibe una serie de señales de su cuerpo para mantenerlo equilibrado. Uno de ellos proviene del líquido del oído interno. El cerebro puede saber mucho por cómo se mueve o se inclina el líquido del oído. El cerebro también usa los ojos y el sentido del tacto para informarle sobre su equilibrio y posición. Cuando gira muy rápido y luego se detiene, el líquido en su oído sigue girando, pero sus ojos y su cuerpo han dejado de moverse. Tu cerebro se confunde un poco y te sientes mareado.