La vista y el ojo

La vista y el ojo

La vista es uno de los cinco sentidos que nos ayudan a obtener información sobre lo que sucede en el mundo que nos rodea. Vemos a través de nuestros ojos, que son órganos que captan luz e imágenes y las convierten en impulsos eléctricos que nuestro cerebro puede comprender.

¿Cómo vemos?

Cuando vemos algo, lo que estamos viendo en realidad es luz reflejada. Los rayos de luz rebotan en los objetos y llegan a nuestros ojos.

Nuestros increíbles ojos

Pupila e Iris:

Los ojos son órganos asombrosos y complejos. Para que podamos ver, la luz entra en nuestros ojos a través del punto negro en el medio, que en realidad es un agujero en el ojo llamado pupila. La pupila puede cambiar de tamaño con la ayuda de la parte coloreada que la rodea, un músculo llamado iris. Al abrir y cerrar la pupila, el iris puede controlar la cantidad de luz que ingresa al ojo. Si la luz es demasiado brillante, la pupila se encogerá para dejar entrar menos luz y proteger el ojo. Si está oscuro, el iris abrirá la pupila para que entre más luz en el ojo.





Retina:

Una vez que la luz entra en nuestro ojo, atraviesa los fluidos y aterriza en la retina en la parte posterior del ojo. La retina convierte los rayos de luz en señales que nuestro cerebro puede comprender. La retina utiliza células sensibles a la luz llamadas bastones y conos para ver. Las varillas son muy sensibles a la luz y nos ayudan a ver cuando está oscuro. Los conos nos ayudan a ver el color. Hay tres tipos de conos, cada uno de los cuales nos ayuda a ver un color de luz diferente: rojo, verde y azul.

Enfocar:

Para que la luz se enfoque en la retina, nuestros ojos tienen una lente. El cerebro envía señales de retroalimentación a los músculos alrededor del cristalino para indicarle cómo enfocar la luz. Al igual que la forma en que funciona una cámara o un microscopio, cuando ajustamos la lente podemos enfocar la imagen. Cuando el cristalino y los músculos no pueden enfocar la luz correctamente, terminamos necesitando anteojos o lentes de contacto para ayudarnos a sacar la vista.

Fuera del cerebro:

Los conos y bastones de la retina transforman la luz en señales eléctricas para nuestro cerebro. El nervio óptico lleva estas señales al cerebro. El cerebro también ayuda a controlar el ojo para ayudarlo a enfocar y controlar hacia dónde está mirando. Ambos ojos se mueven juntos con rapidez y precisión para permitirnos ver con la ayuda del cerebro.

¿Por qué dos globos oculares?

Con dos globos oculares, nuestro cerebro obtiene dos imágenes ligeramente diferentes desde diferentes ángulos. Aunque solo 'vemos' una imagen, el cerebro usa estas dos imágenes para darnos información sobre qué tan lejos está algo. A esto se le llama percepción de profundidad.

Datos curiosos sobre el ojo
  • La imagen de la retina en realidad está al revés de la imagen real. Nuestro cerebro se da cuenta de esto por nosotros y lo cambia, ¡o nos confundiríamos mucho!
  • La córnea es una capa transparente en la parte frontal del ojo que ayuda a protegerlo.
  • Tenemos un punto ciego donde el nervio óptico se conecta a la retina.
  • Las lágrimas ayudan a mantener limpio el ojo, pero los científicos no comprenden realmente por qué lloramos cuando estamos tristes o molestos.
  • La persona promedio parpadea 15 veces por minuto.
  • Alrededor del ocho por ciento de los hombres son daltónicos, pero menos del uno por ciento de las mujeres.