Ciudades importantes

Ciudades importantes

Pintura de la ciudad de La Meca en 1897
La Meca en 1897por Hubert Sattler Historia para niños >> Mundo islámico temprano

El primer Imperio Islámico fue uno de los imperios más grandes de la historia del mundo. A medida que el imperio creció, las grandes ciudades surgieron como centros de comercio y gobierno. Algunas de estas ciudades tenían importancia religiosa, incluidas La Meca y Medina. Otras ciudades sirvieron como capitales del gobierno (llamado Califato) que gobernaba el imperio.

La Meca (Arabia Saudita)

La ciudad más importante de la religión islámica es La Meca. La Meca es donde nació Mahoma y donde fundó la religión del Islam. La ciudad sigue siendo la ciudad más importante del Islam en la actualidad. Cuando los musulmanes rezan todos los días, rezan hacia la ciudad de La Meca. Además, cada musulmán, si puede, debe hacer una peregrinación (llamada Hajj) a La Meca al menos una vez en su vida.

Medina (Arabia Saudita)

Cuando Mahoma dejó La Meca, viajó a Medina. Durante la vida de Mahoma y el reinado de los Primeros Cuatro Califas, Medina fue la capital del creciente Imperio Islámico. Hoy, Medina es considerada la segunda ciudad musulmana más sagrada después de La Meca y es el hogar de la tumba de Mahoma.



Vista panorámica de Masjeed Al Nabawee al atardecer
Mezquita en Medinapor Ahmed Medineli

Damasco, Siria)

El Imperio Islámico tomó el control de Damasco en 634 EC. Fue la primera ciudad importante del Imperio Bizantino (Imperio Romano de Oriente) en caer en manos de los árabes. En 661 EC, Damasco se convirtió en la capital del Imperio Islámico bajo el gobierno del Califato Omeya (661-750 EC). Durante casi 100 años, fue el centro político del Imperio Islámico.

Bagdad, Irak)

Cuando el califato abasí tomó el control del Imperio Islámico en 750 d.C., decidieron que querían una nueva ciudad capital. Fundaron la ciudad de Bagdad en 762 EC y la convirtieron en la nueva capital. Durante la mayor parte de los siguientes 500 años, Bagdad fue el centro del poder político en el Medio Oriente. Se eligió su ubicación porque estaba ubicada en el centro de Mesopotamia en el río Tigris.

El Cairo, Egipto)

En 1258, los mongoles llegaron a Bagdad y saquearon la ciudad. Gran parte de la ciudad fue destruida. El califato abasí restableció su posición como líder religioso del mundo musulmán en El Cairo, Egipto. Sin embargo, el poder político real lo ostentaba el sultanato mameluco de El Cairo. Durante los siguientes cientos de años, El Cairo se convirtió en el centro del mundo musulmán.

Constantinopla (Estambul, Turquía)

Constantinopla fue conquistada por el Imperio Otomano en 1453. Cuando el Imperio Otomano capturó la ciudad de El Cairo en 1517, asumieron el papel del Califato Islámico. Constantinopla era una de las ciudades más grandes del mundo y un importante centro comercial.

Arcos dentro de la Mezquita de Córdoba
Mezquita de Córdobapor Wolfgang Lettko Córdoba (España)

Córdoba fue el centro del dominio islámico en la Península Ibérica (España y Portugal). Al principio formaba parte del califato omeya, pero se separó cuando los abasíes tomaron el control. Córdoba se convirtió en la ciudad principal (y en ocasiones capital) de la presencia islámica en España (llamada Al-Andalus). Durante un tiempo, los omeyas subieron al poder y reclamaron el Califato de Córdoba.

Datos interesantes sobre las principales ciudades durante el Imperio islámico temprano
  • Hoy en día, los no musulmanes tienen prohibido ingresar a la ciudad de La Meca. Cualquier no musulmán capturado dentro de la ciudad será deportado del país.
  • En su apogeo, Córdoba fue una de las ciudades más avanzadas de Europa, con amplias calles pavimentadas, agua corriente, hospitales y tecnología que otras ciudades europeas no tenían durante la Edad Media.
  • Bagdad era una ciudad planificada. El centro de la ciudad era una gran construcción circular llamada Ciudad Redonda de Bagdad. En el siglo IX, más de 500.000 personas vivían en Bagdad, lo que la convertía en una de las ciudades más grandes del mundo.
  • Córdoba volvió al dominio cristiano en 1236 como parte de la Reconquista.
  • Medina es conocida como la 'Ciudad del Profeta'.